SOBRE MÍ

COGER LAS RIENDAS DE MI VIDA HA SIDO Lo MÁS BONITO Y DOLOROSO QUE HE HECHO JAMÁS POR MI, PERO CADA INSTaNTE HA MERECIDO LA PENA.

“Todos nos hemos sentido desbordados, con la sensación de no ser plenamente responsables de nuestra vida, sino más bien de ser víctimas de una realidad impuesta” – Tania Durango

Durante años he sentido que vivía a medias. Que no estaba del todo conectada conmigo misma. Sentía que la llave no andaba muy lejos, pero hasta que no toqué fondo, no la encontré.

Empecé con ansiedad y estrés crónico a consecuencia de rutinas desbordantes. Que se canalizaron en mi cuerpo derivando en primero malas digestiones, diagnósticos y dietas super restrictivas, tratamientos paliativos y un largo etc. 

Mis malas rutinas potenciaron la inflamación de mi cuerpo, hasta acabar derivando en endometriosis, tumor de ovario y posterior operación quirúrgica. 

En cuestión de unos pocos años, la calidad de mi vida se vio afectada gravemente. Con 25 años me encontré sumida en una vorágine de enfermedad, debilitamiento físico, falta de energía, todo tipo de intolerancias y desequilibrio hormonal. 

Inflamación crónica, ph ácido, disbiosis intestinal, y un largo etc…

Y fue desde el momento que encontré todas estas herramientas, que por fin me hicieron empoderarme, responsabilizarme de mi salud y ser consciente de la importancia de cada decisión. 

Me cambió tanto la vida, que me hizo decidirme a formarme en estos campos. Pude ver lo que aún es tan desconocido para nuestra sociedad y todo lo que está por venir.

He sido testigo de cambios sorprendentes en mi salud, en mi actitud ante la vida, y en mi entorno. 

Es por eso que hoy me encuentras aquí, intentando facilitarte el camino, para que no sea todo lo cuesta arriba que fue para mí. Para que encontrarte a ti mismo sea un camino llamativo y acompañado.

 

Las respuestas las encontré en el plano psicosomático y subconsciente

La kinesiología me cambió la vida. Entender cómo funciona nuestra mente, ese gran desconocido plano abstracto, ha sido la clave.

A partir de la Neuroplasticidad (Nuestra capacidad para hacer cambios a nivel cerebral) .

Empecé trabajándolo a nivel subconsciente. Para sanar desde la raíz de la vivencia o trauma que hubiera experimentado a lo largo de mi vida.

Las conexiones neuronales establecidas, generan una carga emocional que activa nuestro ADN, produciendo cambios químicos en nuestro cuerpo por medio de la segregación hormonal.

 

Una cadena de pensamientos activa siempre el mismo ADN, que segrega siempre la misma proteína desencadenando una y otra vez las mismas reacciones químicas en nuestro cuerpo.

 

Estudios demuestran que a lo largo del día, una persona suele tener una media de repetición de pensamientos idénticos respecto al día anterior del 80%.

Y estos suelen venir programados desde el subconsciente.

Cambiar una creencia a nivel subconsciente es igual a crear nuevas realidades y posibilidades. Nuevos pensamientos, igual a nuevo comportamiento. Y sutilmente se van reestructurando a nivel neuronal nuevas conexiones, que reestructuran así nuestra química cerebral, y con ello las señales que éste manda al cuerpo.

(Si queréis más información sobre este tema, leer al neurocientífico norteaméricano Joe Dispenza)

En nuestro ADN hay infinito potencial, y durante los últimos años el crecimiento personal, la meditación y el diseño humano están cogiendo mucha fuerza y visibilidad. El control de nuestro mundo de las ideas, mundo abstracto. “La mente”. Es la clave del éxito y la felicidad.

Por desgracia vivimos en una sociedad con excesos de dopamina a consecuencia de la sobre-información. 

La auto escucha es crítica. Vivimos desconectados de nosotros mismos.

 Mi objetivo es y será flexibilizar las mentes de todos aquellos que resuenen con esto,

 conseguir abrir el campo de visión al universo cuántico. 

Trabajando la raíz del problema, se irán desbloqueando partes de nosotros aún dormidas.

Con el fin de sanarnos, superarnos, ganar en conciencia y en calidad de vida.

Estos tratamientos alternativos están respaldados por la bioneuroemoción y el neurofeedback como ramas científicas.

designed by Andrea Parra ©